Janet Dickinson

Hombre de campo

Share Button

Por Janet Dickinson

noche tras la ventanaEra Noche Buena. El restaurante de Tenedor Libre estaba lleno. El hombre era largo, doblado de la cintura para arriba como una horquilla. Con ávido entusiasmo seleccionó su comida para luego masticarla con silencioso placer mientras su familia cotorreaba a su alrededor. Era rubio, pasado los sesenta años, de evidente origen europeo, hijo de emigrantes polacos, tal vez.

Su mirada estaba perdida por encima de los comensales, visualizando las tierras que había labrado hasta que lo doblaron en dos. Las tierras que nunca le pertenecieron.

Este micro relato salió en la revista La Grieta N° 72 (hace varios años). Ganó un premio en el concurso de micro-relatos en Junín de los Andes en el Encuentro Binacional realizado in situ. Lo subimos a la página de La Grieta porque Janet así lo hubiese querido, como lo hizo cuando se lo pedimos para la revista en papel.

Share Button
© 2016 Frontier Theme