Andrés Aburto

ENSEÑAR Y SEGUIR APRENDIENDO

Share Button

TESTIMONIO SOBRE EL ARTE Y EL TALENTO DEL DIBUJO Y EL MODELADO,
ENSEÑAR Y SEGUIR APRENDIENDO.

Cuando Paulo Rubén Della Rocca empezó a sentir su acercamiento por el arte, no dudó para nada en volcarse por el modelado y el dibujo, es así que a la corta edad de 16 años comenzaron sus primeros pasos sobre el papel; las esculturas no tardaron llegar. Consolidó un esfuerzo y trabajo enorme por querer seguir creciendo. Siguió adelante.

El tiempo pasó y hoy Paulo, ya con 21 años, se encuentra dando clases de modelado junto a la Escuela de arte y tecnología de San Martin de los andes, en la Biblioteca popular 9 de Julio; a lo que también se agrega que hace pocos meses empezó a formase y a incursionar en el arte digital.

Desde aquel Paulo nacido en Santo Tomé (provincia de Santa Fé), hasta esté que hoy se encuentra radicado hace varios años en San Martin de los Andes —y que seguramente encontraremos por las calles de la ciudad— puede haber diferencias; pero lo que nunca cambió es su clara intención de avanzar, sosteniendo sus ideas; la intención de seguir perfeccionándose y marcar su propio sello con una creatividad única.

No hay lugar para el escepticismo cuando digo que un futuro muy grande espera por este joven artista, ahí, a la vuelta de la esquina, donde los sueños se cumplen si el talento y esfuerzo logran  encontrarse.

 

Share Button

Maratón de Lecturas

Share Button

andres-y-yo

andresLa Maratón de Lectura ya está en la agenda nacional, al menos para los chicos/as de las escuelas. Se realiza en todo el país y escritores, mediadores, editores, maestros, chicos, adultos, todos giran por el país alrededor de la palabra. El 16 de septiembre, la escuela 349 de Picún Leufú invitó a Andrés Aburto y Daniel Tórtora a leer y a contar el proceso de los libros, el trabajo de escribir y editar.

leyendoFue una jornada inolvidable la que se vivió allí, tanto para los escritores como para la comunidad educativa. Con Cristina, Vicedirectora de la escuela, Bety, su bibliotecaria, un plantel de maestros/as, músicos, padres y alumnos/as, se disfrutó de lo más lindo de este encuentro: La palabra.

boludeandoPor la mañana participaron los alumnos de los grados superiores y por la tarde los más pequeños. Andrés Aburto leyó sus poesías y narró el proceso que lo llevó desde su trabajo hasta este momento en donde recorre diferentes escuelas y ciudades donde va a presentar sus libros: “El sueño de la bandurria” y “Un trovador en el sur”. Daniel Tórtora, por su parte, leyó cuentos propios y de otros escritores y escritoras como Cristina Venturini y Adela Basch. También hubo un espacio para la música, para las lecturas de los chicos y bibliotecarios que también se acercaron a leer.

La maratón de lectura atardeció con fotos, abrazos y merienda. Una jornada de lectura que se expresó en todo el país. En Picun Leufú fue hermoso, y todo gracias a esas maravillosas mujeres que creyeron en la lectura y en nosotros.

Que se repita.

Share Button

LA EXPERIENCIA DE ESCRIBIR POR LA LIBERTAD, LA PAZ Y LOS SUEÑOS

Share Button

andres

El espacio de la literatura es un camino que uno jamás termina de saber por dónde lo llevará. A veces te sorprende y te encuentras con que un día tus letras traspasan las fronteras, algo verdaderamente muy gratificante para el alma a la hora de querer seguir creciendo.

Y esto es un poco lo que me sucedió. La invitación al concurso de  poesía “Argentina le escribe a Palestina” me permitió prestarle mucha atención a los valores más grades que tiene la vida, que es empujar hacia delante con todo lo mejor de mí y,  fundamentalmente, aquello que incluye una de las más bellas formas de sentirse vivo, escribir.

Al empezar a desarrollar cada poema, mi pensamiento se alojó  junto a un paisaje y a un contexto social distinto; fue inevitable no abrazar con fuerza la causa de un pueblo que lucha por su libertad y soberanía, porque verdaderamente resultó imposible evitar retrotraer la mira hacia la historia propia, entendiendo que al final, debería hacer entrar mucho sentimiento y compromiso en cada línea escrita, debería ponerle alma a cada palabra.

Hoy puedo decir que mi compromiso por la causa Palestina sigue estando más latente que nunca, acompañando desde mi poesía con un claro mensaje a una voz que grita al mundo su  sueño de libertad.  Es por eso es  que sigo de cerca,  accionando y pensando junto a un nutrido grupo de personas, la realización de un gran evento cultural en los próximos meses, de carácter benéfico, destinando lo recaudado a merenderos comunitarios a los cuales asisten familias perecientes de los terribles ataques y bombardeos en Gaza. La idea es que un racimo de artistas, ante un público, dará un abrazo simbólico a una realidad que nos moviliza y nos acerca a muchos.

palestina

En este mismo andar puedo adelantar que sigo trabajando para lograr a fin de año la terminación de mi tercer libro de poesía, cuyo nombre será “Flores de papel”, libro que se cubrirá del inmensurable sentimiento que me genera darle vida a relatos y de pensar sobre el veraz significado del querer en ellos.

Y para terminar,  simplemente me queda decirle gracias a este destino por otorgarme una bellísima experiencia y de gran importancia a la vez, la experiencia de escribir por la libertad,  la paz y los sueños. Vale la pena.

Todavía hay muros
empeñados en cercar
la ilusión de un pueblo libre,
como si fuera posible
hacer sombra
a tanto sentimiento.

 

-Andres Aburto al pueblo Palestino.

 

 

Share Button

LOS ESPACIOS CULTURALES, REFUGIO DE CORAZONES EXCLUIDOS

Share Button

andres

Desde una mirada barrial atenta, al querer darle significado a aquello que concluye en la función que tiene un espacio cultural, me doy cuenta de las tantas realidades que se pueden nutrir de tan solo, quizás, un espacio físico y una voluntad que acompaña.

Desde niño, la plaza del barrio era el sitio en el cual podía entrar una cancha de futbol y todo lo necesario para entretenerme por horas, días y  sueños compartidos con amigos; ese era un espacio importante para mi infancia. Se trataba de algo más que un lugar físico, era nuestro lugar, ocupado por chicos que se incluían a sí mismos en la aventura de la felicidad hasta el fin de las tardes.

La plaza era mi espacio cultural.

arco_de_potrero

Los espacios culturales representan un refugio importante para muchas personas, es donde se puede crear y recrear libremente, donde los valores empiezan a aparecer como intercambio de vivencias y hechos, allí donde es posible sentirse iguales y diferentes al otro.

E intentando responder una y otra vez a las mismas preguntas ¿qué significan los lugares en la gente? ¿Por qué allí puede uno sentirse vivo y con ganas de  dar lo mejor que tiene?, me surgió duda, ¿cuál es significado de estar excluido de todo y  sin querer saber de ningún tipo de mañana?

Es entonces que puedo asegurar que la respuesta está en las preguntas mismas.

Tal vez todos seamos parte de ambos, de los lugares culturales y de esos corazones excluidos, persiguiendo la fidelidad de hacer lo que realmente se quiere y poder así compartir nuestro sueño con otros. Las respuestas, a mí criterio, no se pueden dar sin antes construir, construir un refugio para corazones excluidos.

-Andrés Aburto

Share Button
© 2016 Frontier Theme