Aldo Novelli

escriviviendo + la foto de un amigo

Share Button

aldo

ESCRIVIVIENDO

los temas son siempre los mismos

miro por la ventana

veo un hombre y una mujer

amándose sobre la tierra fértil

la semilla rompiendo la tierra

la simiente humana

creando un milagro extraordinario

hombres y mujeres luchando

contra el viento en el desierto

el amor que se fue

montado en un dragón volador

divisar en el horizonte las bardas

oxidadas de tiempo

la utopía socialista

latiendo en un puño en alto

darle de comer a la dragona

que está en el fondo de la casa

el solitario placer

de beber bajo las estrellas

escribir en medio de la tempestad

aunque afuera haya un inmenso sol

charlar hasta la madrugada

con los amigos del bar de la esquina

luchar por la revolución

de las ideas y los cuerpos sensibles

jugar al truco y ganarles

a los borrachos

que siempre vienen

a buscar un vaso de vino

construir una escalera infinita

para llegar a un cielo inalcanzable

perseguir en el agua sucia

al pez de colores de la felicidad

vibrar con las mujeres

que se desnudan en mis noches

esperar que alguna tarde luminosa

ella abra la puerta

escribir en el aire

poemas que el viento se llevará

buscar flores azules en el desierto

andando el camino que nunca termina

seguir intentando lo imposible

cada nuevo sol de los ojos

los temas son siempre los mismos

cambia la forma de decir

la manera de mirar

de este lector que camina

por el pellejo del mundo

se hace más viejo pero no más sabio.

 

LA FOTO DE UN AMIGO

a la memoria de Alfredo De Martín

 

…y sí escribir

qué sé yo

es una forma de sentir

acá en éste sur indómito

es una forma de sentir el viento

de ver el horizonte

en las ciudades

en las grandes urbes

no hay horizontes

demasiado cemento

esas ventanas apiladas en la noche

con gente adentro

pero claro que hay gente con horizontes

acá somos viento que escribe

somos hijos bastardos del viento

y si

parece solo una frase

pero no creo que sea solo una frase

no se envejece igual que en la multitud

uno acá se va haciendo viento de a poco

qué sé yo

fue en un viejo cuaderno de la primaria

el primer poema

la maestra “muy bien 10 felicitado”

enviando una nota a los padres

todavía eran padres

no habían llegado los viejos

y el viento

metiendo miedo

trayendo fantasmas entre

las ramas de los árboles

después fueron servilletas

de tantos bares

corazones en las mesas de madera

poemitas enamorados

por el miedo a decírselo a ella

cara a cara

y el viento

trayendo canciones de Charly

del flaco Spinetta o Pappo

en alguna tarde ventosa

y ella

finalmente ella

creyendo en las palabras

de esa servilleta

las palabras más verdaderas

acariciarla toda la noche

esa primera vez

esas palabras que se llevó el viento

que diluyó su imagen

pero no esa sensación en el cuerpo

allá adentro

en algún lugar

en la sangre tal vez

y después el camino

el viento del camino

y escribir

escribir en el viento

y los años que vuelan

los amigos que volaron

los recuerdos que se van volando

y de golpe el ahora

anochece

afuera el viento

mueve las ramas del pino

dentro de mi quiere llover

me contengo

veo la foto de un amigo

en esta red de rostros

está riendo en esa foto

hace tanto que no hablamos

lo voy a llamar

está riendo en esa foto

pero hace dos horas

que murió de un ataque cardíaco.

Share Button
© 2016 Frontier Theme