Month – diciembre 2016

EL PEREGRINO DE MEDIANOCHE

Share Button

Cuento perteneciente al libro del mismo título.

 

En las noches de plenilunio y en las noches sin luna, cuando sólo las estrellas dan esa pizca de luz que apenas alcanza para no tropezar, en los caminos oscuros y solitarios se puede percibir la silueta azul del Peregrino de la Medianoche.

Dicen los que han tenido la suerte de encontrarlo que parece una gema que rodara por el sendero, andando casi al trote con sus piernitas que no miden más que un pulgar, y que llena de alegría el corazón de quienes lo ven.

Cuenta la leyenda que era un juglar, el mejor de todos, que hacía increíbles juegos de malabares mientras cantaba, con una voz grave y cálida, antiguas tonadas campestres que hacían brotar las flores en cualquier época del año, trayendo el recuerdo de la primavera. Que era el hijo de un hada que había visitado el reino de los hombres y, enamorada de uno, nunca había vuelto a su hogar. Que de su padre había heredado una voz capaz de cautivar a un hada y de su madre, un toque de magia. Que por eso su voz hechizaba al auditorio y calmaba a las fieras.

Dicen los viejos decidores de historias que una noche, a la luz de una hoguera, el juglar estaba haciendo su mejor actuación en un campamento de gitanos. Tenía varios platos en equilibrio sobre varillas, hacía el mismo tiempo malabares con tres pelotas de colores y cantaba, y de sus manos salían chispas multicolores ante un auditorio inmóvil de asombro. Dicen que los platos quedaron fijos y las pelotas se congelaron en el aire cuando los ojos del juglar se cruzaron con los de una doncella, que lo espiaba entre los árboles; una muchacha con cabello de noche, ojos de estrella y una piel suave que brillaba con un tenue resplandor azul.

Cuentan que el juglar abandonó todo y a todos, congelados como estaban, para irse tras la muchacha y amarla debajo de un almendro blanco, el árbol de los enamorados, en la hora sin tiempo que está entre la última campanada de un día y la primera del siguiente.

Y dicen las malas lenguas que la Dama de la Noche, Madre de todos los gitanos, encontró el campamento inerte y maldijo a los responsables de su quietud. Que escuchó sus risas sin culpas  y los encontró abrazados, cubiertos apenas con pétalos de flores de almendro, mientras su pueblo estaba petrificado y silencioso. Dicen que la furia de la Dama alcanzó a los amantes, a quienes separó inmediatamente. A ella la puso en una jaula lejos, lejos. A él lo condenó a recorrer una distancia igual a  mil veces mil la distancia que separa la tierra de la luna antes de que pueda volver a tocarla. Ella alcanzó a tomarle las manos y algo de la luz azul de su piel pasó al juglar, que comenzó a brillar a medida que su cuerpo se achicaba cada vez más, hasta no ser más grande que una manzana.

Porque tan enorme era la furia de la Dama de la Noche que, para hacer más largo y penoso el caminar, redujo el tamaño de sus pasos al largo de una aguja y determinó que sólo podría moverse durante esa hora sin tiempo que separa un día del otro. Con el primer tañido de la madrugada el juglar queda convertido en una piedra, no más grande que guijarro, para retomar su peregrinar cuando suena la última campanada del día.

Y sin embargo, cuentan que dicen los que aseguran haberlo visto, que el juglar no está triste sino que va cantando mientras avanza, porque cada paso que da, por pequeño que sea, lo acerca más a su amada. Y que mientras camina entona su balada de esperanza

Sueños imposibles no hay,

solo algunos que son

más difíciles de alcanzar.

Sueños imposibles no hay

siempre que tu corazón

esté dispuesto a luchar.

Share Button

“Mujeres al sur” en Bariloche

Share Button

En tierras de la poeta María de los Ángeles Rivas (Bariloche), “Mujeres al sur” paseó la poesía junto a otras expresiones artísticas. Fue así como la Aula Magna de la Universidad del Comahue se colmó de gente.

Comenzó con el coro UNTER que nos hizo deleitar con bagualas, vidalas y música africana. La tarde continuó con poesía de las seis poetas sureñas intercaladas con danzas del grupo folklórico “Irupé”.

Ángeles Rivas y Cris Ventruini, sumado a la voz en off de Anamaría Mayol, fueron las poetas presentes en el auditorio, quienes leyeron poesías propias y de las otras poetas de la antología de Ediciones De La Grieta.

Un ágape cerró la tarde
y las poetas presentes firmaron ejemplares.

 

Share Button

Nueva edición de “Guardia de Hierro. De Perón a Bergoglio”

Share Button
La nueva edición de “Guardia de Hierro. De Perón a Bergoglio”, editorial Punto de Encuentro, incluye dos capítulos nuevos sobre Jorge Bergoglio y su vínculo con GdeH.
 ———————————————————-
La aparición de una nueva edición de “Guardia de Hierro. De Perón a Bergoglio”, que publica la editorial Punto de Encuentro, constituye un hecho trascendente. El libro agotado en su edición anterior, era reclamado por amplias franjas de un público interesado en lo que significó el trabajo del escritor y periodista Alejandro C. Tarruella. También resultó agotada la traducción al italiano de Settimo Sigilo, editorial de la Universidad de Milán.
Roberto Baschetti señala en la presentación de contratapa que “Difícilmente pueda encontrarse dentro del multitudinario y heterogéneo mundo de la Juventud Peronista de los años 60 y 70, una organización con características tan particulares y hasta algunas veces contradictorias como ocurrió con Guardia de Hierro”. Señala que “Por estas tierras Guardia de Hierro tuvo un líder indiscutido, Alejandro El Gallego Álvarez, y en su entorno y a su influjo a principios de 1960, Guardia de Hierro fue una cantera de cuadros militantes con presencia e importancia –tanto para afuera como adentro del Movimiento Peronista- en toda la lucha política que tuvo como corolario el regreso de Perón a la Argentina en noviembre de 1972”.
Reflexionó Baschetti: “En aquellos años, mano a mano y palmo a palmo la preeminencia y el favor de las masas juveniles de la Juventud Peronista de las Regionales y Montoneros”. De ahí que concluya expresando que “Estoy en presencia de un libro imprescindible para entender el origen, la conformación, el apogeo, la decadencia y la disolución de una de las más importantes fracciones que dio el peronismo en toda su existencia. No me sorprende, Alejandro C. Tarruella, periodista y escritor, nos tiene acostumbrados a escritos de esta valía”.
Alejandro C. Tarruella, nació en la provincia de Buenos Aires en 1948. Ha trabajado en La Nación, Clarín, Panorama, Análisis, Dinamis, Somos, Primera Plana, Humor, Diario Popular, y “La Razón”, Canal 9, trabajó desde Chile para Univisión EE.UU y Editorial Abril de San Pablo. Fue corresponsal de Radio Cooperativa, Chile, La Razón (Bolivia), de Radio Nacional de Suecia en Buenos Aires y productor de “Café Las Palabras”, Canal 26. Es postgrado en Comunicaciones, Escuela Periodismo de Santiago de Chile (USACH, Universidad Santiago Chile). Ha publicado libros de investigación periodística y poesía. En 2003 fue finalista de novela en el concurso Alarcos Llorach (Gijón, España).
Libros de Investigación periodística: “Historias secretas del peronismo” y “De donde soy. Chaqueño Palavecino”, “Historia política de la Sociedad Rural”,“El largo adiós de los Montoneros”, “Envar El Kadri, el guerrillero que dejó las armas” y “Autoayuda para Peronistas”.
Es Director de la serie policial negra de la Editorial Punto de Encuentro y publicó en junio su nuevo libro de poemas “Rescoldos” con ilustraciones de Juan Carlos Pallarols.
Share Button

Hasta la poesía siempre

Share Button

15319459_918905564907330_731206652_n

Colectiva Cronopia y La Pastera / Museo del CHe invitan a participar de un espacio artistico y colectivo en homenaje al Comandante FIdel Castro el Jueves 8 de diciembre a partir de las 20 hs. Mesa de poetas: Osvaldo Costiglia ( Bhaía Blanca) Raúl Mansilla ( Nqn) Graciela Rendón (San Martín de los Andes) Álvaro Urrutia ( Bahía Blanca). Show Tipogràfico de Walter Uranga.

Micrófono Abierto.

 

Share Button

Poesías en el Sol.

Share Button

maria martha

Como parte del proyecto de poesía, los poetas locales Andrés Aburto y María Olga Martínez (Olguita) visitaron la Escuela del Sol el viernes 2. En un encuentro cordial donde primó el amor a la literatura, los escritores compartieron sus poesías con los alumnos de 4°y 5° grados.olga-y-andres-2

Para comenzar la jornada, Olguita leyó poesías publicadas en su libro “Todo un mundo de poesías” y Andrés, de su libro “Un trovador en el sur”. A continuación, los chicos de 4° leyeron y recitaron sus propias poesías creadas con los docentes, y los alumnos de 5° hicieron preguntas que habían preparado para la ocasión. Finalmente, poetas y alumnos intercambiaron regalos: ¡libros!

olga-y-andres

El resultado: autores, niños y docentes felices. Los docentes agradecieron especialmente a los poetas por compartir sus palabras, su tiempo, sus libros y sobre todo, la pasión con que transmiten su vocación.

Share Button
© 2016 Frontier Theme